miércoles, octubre 25, 2006

LOS INCONVENIENTES DE ACEPTAR REGALOS USADOS

Sí, pes, yo fiel a mi estilo underground, desde hace varios años decidí no cargar ningún teléfono celular conmigo- y valga decir que la última vez que tuve uno prestado en mis manos, recibía llamadas de mi jefa pidiendome informes a diestra y siniestra, aún cuando ella sabia que en ése instante yo estaba internada en el hospital y que tenía el bendito aparato prestadito para recibir llamadas de mi hijita- en fin, odio a los móviles, siempre traen problemas.
Los años pasaron y los telefonazos al estilo ladrillo se convirtieron, en cuasi lindos llaveritos, con colorcitos y camaritas- para las trampas- pero ni aún así me compraba uno. ¡TODOS me reclamaban! "¿Y cuando te compras un celular? ".
Bueno, yo siempre dije: NUNCA.
Pero llegó el momento en que mi querido enamorado -sospecho que con el fin de rastrearme- me dijo: mi hermana acaba de comprarse el "non-plus-ultra celular" asi que te regala el viejo.
¡Horror! -pensé- mientras miraba al aparatito que por un instante me hizo flaquear, y ya sin excusa alguna, hizo que le dijera gracias, y me fuera muy contenta con él a casa.
Y es aquí cuando comienza la historia siniestra de "las llamadas perdidas del antiguo celular".
Tu.ri.ri.tu.ru.ru.....tu.ri.ri..(bis) ¡Oh! -me dije en ese instante- es la musiquita del celular. "¿Alo?...¡no señorita!, Roxy ya cambio de celu, no sé su número pero llámela a su casa. Gracias."
Estas llamadas sucedieron continuamente y por ende desde hace cuatro meses, soy la operadora de la Central de Roxy ¡El colmo! Pero no solo eso, me han llamado cuando: me baño ("no amigo..este ya no es el celular de Roxy"), cuando toy en waterloo("no amiga, ya cambió de número"), cuando estoy super apretada en el micro("no, ya no es su celu...¡no me pises!"), cuando duermo ("guaaaa- bostezo- no flaca, ella tiene otro fono") con la consiguiente rellamada ("comprende, este ya no es su teléfono") pero lo peor es que, como es la HERMANA DE MI ENAMORADO, tengo que tratar a todos amablemente...
Eso explica la razón 974 por la que no me gustan los celulares , y por la que muchas veces (razon 975) queridos amigos míos, que nunca contesto cuando me llaman , pero siempre lo tengo prendido, no se preocupen, inmediatamente que identifique sus números los llamaré.Eso es todo. Gracias.

6 comentarios:

Herr Hauptmann dijo...

"A cabado regalado no se le busca el colmillo" dice cierto refrán, y bueno, ese es el precio que le ha tocado pagar. Como siempre, no hay lonche gratis.

carla gargurevich dijo...

¡Tenias que ser pues mamachaaa!

Adrián Levi dijo...

Eso te pasa por duraaa!!!

G.F (se pronuncia "jefe") dijo...

Razon 977: Todas las músicas-tones- de los celulares son huachafas!

La chata Gisella dijo...

¡Oye lorna!(za!) el otro día te llamé y me cortaste diciendo que este no era tu teléfono.
Me he estado riendo mentalmente desde entonces por que creo que me confundiste con una de las chicas de "Roxy"...eres un chiste, sigue así y contesta!!!

INDIGO dijo...

que ocurrencias! xD