martes, noviembre 28, 2006

¡ CASI UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA !

Parafraseando al consabido - y churrísimo- Enrique Iglesias -que no canta ni aunque lo torturen los de Al Jaazera- el domingo fui madrina de primera comunión de mi estimada sobrinita "G".
Que dicho sea de paso admira mucho a su tía "G" -por algo soy la madrina ¡ ja,ja,ja! - y... por que fui criada rigurosamente en el contexto católico, asi que estoy bautizada, con primera comunión, confirmada, oleada y sacramentada.
En pocas palabras, lista para ponerme como una legionaria de María, pero de esas cargan espadas en la espalda y tienen una rosa con una cruz tatuada en el homóplato y que le cortan las cabezas a los enemigos evangelistas...¡ah! ¡Pero creo que me confundí! Asi no son las legionarias de María, pero no pueden negar que sería un excelente script para una película media futurista...al menos tiene sentido...ja,ja,ja.
Olvidaba que lo único que esas señoras saben hacer, es rezar el rosario mientras toman té...cuando la iglesia católica ¡necesita acción!
Well, whatewer...la cosa es que el domingo, se me ocurrió confesarme.
Sí, yo.
La pagana, la bruja demoníaca que conquista corazones y se los devora lentamente, la que alguna vez quiso ser alquimista, aquella que se enamoró perdidamente de un judío, hasta que se dio cuenta que no creia en nadie, y por último quedó agnóstica. En coma espiritual.
Justo allí en medio de la iglesia, me dije: "M...da! ¡Tengo que ser consecuente! Si soy la madrina ¿qué clase de ejemplo puedo darle a mi sobri?...la mini G" (tsic,tsic)
Sin pensarlo mucho y en medio de la consabida canción: "Alabaré, alabaré" salté de mi banca y me dirijí al confesionario.
Hacia 14 años no me confesaba, y en realidad de no ser por que me pusieron de madrina no lo hubiera hecho, pero vale, hay que ser consecuente, so... le hablé en el codex secreto: "Ave María Purísima" y el señor de la sotana de atrás me dijo "Sin pecado concebida" y claro, me animó a que le contara toooooda, toooooda, absolutamente tooooooda mi vida y pensamientos.
Asi que me dio una catarsis espiritual y le dije todo lo malo que en ese instante experimentaba, que como me sentia, que como me encantaria que muriera una sola persona (con nombre y apellido), que fijese que hace más de 14 años que no hablo, que me parecía inaudito que la iglesia católica tuviera escondiendo bajo sus sotanas a varios curas pedófilos, y que aunque se moleste yo creía que debería haber una reforma, amén de todas las santas cosas que pasaban por mi mente, como católica defraudada de Dios, pero y que sin embargo, trataba de ver como estaba el rebaño haber si me integraba de nuevo, por que últimamente hay unas vírgenes!!! pero ese es otro tema...
Y me hizo la consabida pregunta-reprimenda:"Hija mía, ¿tu acaso te acordaste de Jesús?"
¡Pues Claro que me acordaba de Jesús!, alucina que iba a misa, creía fielmente en él, en mis peores épocas, por supuesto que encontré apoyo en la Biblia, ¡rezaba! Pero todo iba peor(me imagino que asi son las denominadas "pruebas" ¿verdad? pero por qué probar tanto a unos y en cambio a otros no... ¡eso no es equitativo!) ...pero, luego me recordé exactamente que mi amigo judio me habia dicho que la biblia verdadera era solo la antigua y:
"¿Es cierto eso padre? ¿ Y que piensa de lo del Código Da Vinci?"
Bueno, el padre se quedó con un minuto de silencio- bastante largo por cierto- y yo me respondí como siempre respondo ante una pregunta similar: "Como sea padre, si hoy estoy aquí es por cuestión de fé ... asi que espero su penitencia y expurgar de una vez por todas mis pecados y malos pensamientos." (En realidad, también recordé que tenía que salir a tomarle fotos a mi sobri).
No digo la penitencia, por que no me la creerían, pero incluyó 15 credos.
Créanme, terminé mareada, casi como cuando, una vez se me ocurrió recitar por una hora seguida el bendito mantra del "Hare Khrisna, hare rama" en posición de Flor de Loto haber si alcanzaba el cielo tantrico, pero ... nein. Ni Buda me quiere.
Bien, luego de hacer la penitencia, llegué estar a tiempo para comulgarme ¡y vaya! ¡Ya habia olvidado lo ricas que son las hostias!
Por cierto antes yo comia los restos de las mismas, pero esa ya es otra historia.
La cuestión es que estaba radiante y feliz luego de haber descargado toda mi negra alma en el pobre cura, cuando... el pensamiento asesino, volvió a rondar por mi cabeza y recordé además que...uno puede comulgarse cuantas veces quiera. Pero es el ser humano quien decide cambiar.
Por tanto, mi casi experiencia religiosa debe haber dejado una mancha muy negra en el pensamiento de aquel pobre padre, ese sunday bloody sunday, y lo sé, por que ni bien terminé de comulgar, el mismo sacó la cabeza por el otro lado del confesionario, para ver quien le habia estado hablando por casi cuarenta minutos.
No. No me dió vergüenza.
Soy rara, pero no hipócrita. Y valgan verdades padre, usted estaba muy cuero también, y por el acento le digo que parece inglés o belga, por tanto...iré también el otro domingo para seguirle contando mis aventuras ... y asi poder ir en paz ... aunque una vaya asesinando a cualquiera, porque ¡Igual Jesús te quiere! e ¡Igual Jesús te va a perdonar!. Por eso yo amo la Iglesia Católica. Amén.

12 comentarios:

sandra canani dijo...

Si pues, la iglesia nos perdona todo, a veces creo que es la culpable que exista tanta violación y cosas así en nuestro país...buen punto GF, siempre con buenos temas...eso explica también los de las Holy God!

Alvaro Vasquez dijo...

¡Ta kkkkk!!!! Te mandaste con todo satanás!!!! ¡Que loka!
Flaca! Eres mi idolo! No cambies, flaca!(por que ya te he visto y estas en verdad flaca!)
Al parecer la censura verbal, no implico censura mental ¡bien por tí!Y mañana me confieso!

cristal dijo...

¡Toda la iglesia es una hipocresia total!Por eso la mayoria de feligreses desertamos!
Creo que la Iglesia Católica como biendices, necesita una reforma integral y creo que debe partir de nosotros mismos, los que supuestamente somos católicos y luego de la comunión no nos acordamos de lo que prometimos. Nuestros padres también tienen la culpa por olvidarse de llevarnos a misa.
Y tienes razón, uno puede matar, violar, mutilar a las personas y el padre te excomulga, nunca habia pensado eso, ¡me has roto el cerebro! Realmente eres bastante sapiens...y ahora de hecho que si tu lo hiciste yo también regreso al rebaño...

Anónimo dijo...

Pucha B.B!! Milagro que no te derretiste al ingresar a la iglesia!!! ja,ja,ja tremenda pecadora!!! Pobre cura!!! Y encima te pareció churro!!! Si no serán las mujeres! Respeta la sotana aunque sea!!!

Herr Hauptmann dijo...

"Sheep go to heaven, goats go to hell".
Eso me recuerda que no he pisado confesionario alguno desde milnovecientos-ochenta-y-algo, cuando decidí que era inútil, pues iba a convertirme en pecador al minuto siguiente. En fin... y eso que hace pocos años fui Padrino de mi sobrina (pero no comulgué).
Rock on!

Herr Hauptmann dijo...

By the way.... sospecho que el cura habrá salido con las orejas rojas y dudando de su vocación después del tremendo speech que le soltaste, le diste en primera plana lo que realmente la feligresía piensa de su institución. Te admiro por tu sinceridad.

Yo creo que el acto de la confesión tiene un fin más bien catárquico en el cual sueltas todas esas cosas que a nivel de tu psiquis te estaban torturando de forma inconsciente. No es que Jesucito va y te perdona él mismo y lo ves en 3-D mientras te recita la penitencia. Agh... se me está haciendo largo este asunto asi que ahi nomás lo dejo porque si no se me va como para escribir un artuculillo... (qué buena idea!).

G.F (se pronuncia "jefe") dijo...

Querida Cristal creo que quisiste decir que el padre "te absuelve de pecado", yo nunca he visto excomulgar a ningún asesino ...creo que eso se hacia en la edad media ( ver El Perfume) pero ahora..al asesino le importa un pepino ser excomulgado...mientras la policia no lo atrape, puede vivir feliz y contento y con su conciencia limpia...hasta que tenga otra víctima.

David Cárdenas dijo...

Perfecta crítica a los curas perfectos...que en realidad son perfectos pedófilos!!! Deberían reformar la casa, excelente artículo.

La chata Gisella dijo...

Al parecer has estado bastante depre como para aceptar ser madrina de bautizo y encima confesarte....ja,ja,ja. Igual te quiero amiguita...ja,ja,ja.

gino dijo...

Mi amor, el cura debe ser un castrado por que si yo te tuviera solita en el confesionario te haría cosas inconfesables...estas bien rica, mi amor

Dinorider d'Andoandor dijo...

jajaja

que tal relato

le leiste tu diario?

ya me imagino como andaria el cura

que sentiran de oir toda la cochinadita de la gente?

INDIGO dijo...

Jajaja! Que tal anécdota. Francamente que yo no me he vuelto a confesar desde que hice mi primera comunión. Es más, ni siquiera me acordaba del código del Ave María... (no es un pecado, o sí? :S)

Eso sí, me antojaste probar otra vez la hostia, pero tener que confesarme otra vez, me da pereza xP, aunque no es que haya sido un gran pecador xD. La vez que lo probé quise morderla pero recordé que no estaba bien visto así que no lo hice =)

Con respecto a eso de qué sentirán al oír toda la cochinadita de la gente... pues obvio que les gusta! Con la clase de padrecitos que hay últimamente, es más creo que alguno debería de tener su blog, "el confesionaro" xD

A propósito, muchas gracias por tu visita y tus comentarios G.f. Te pasaste! d:D!
- J -